Con la puesta en marcha de este servicio, que estaría operativo desde el 22 de junio al 31 de julio, Paterna se convierte en uno de los primeros municipios de toda España en dar la oportunidad a las familias de la ciudad que lo necesiten de compaginar la vida laboral y familiar durante la desescalada

El Ayuntamiento de Paterna está preparando la Escuela de Verano 2020 para permitir a las familias paterneras la conciliación familiar y laboral durante la desescalada de esta complicada situación de emergencia ocasionada por la pandemia del coronavirus.

Así lo ha anunciado hoy el Alcalde de Paterna, Juan Antonio Sagredo, quien ha explicado que el Ayuntamiento, en coordinación con la empresa pública GESPA, está organizando ya la puesta en marcha de este servicio, que estaría dirigido a niños y niñas de entre 3 y 12 años y entraría en funcionamiento el próximo 22 de junio, una vez finalizado el curso escolar, y se extendería durante todo el mes de julio.

Consciente de las dificultades que están teniendo muchas familias durante esta situación de emergencia para el cuidado de sus hijos, sobre todo aquellas en las que los dos progenitores trabajan y teniendo en cuenta que los abuelos son un colectivo de riesgo para hacerse cargo de los nietos, el primer edil quiere ofrecerles una opción segura y con garantías, sobre todo ahora que muchos padres comienzan reabrir sus negocios o a reincorporarse físicamente a sus puestos de trabajo.

El servicio de Escuela de Verano municipal que se está diseñando se ajustará en todo momento a las directrices de seguridad que marquen las autoridades. De momento, para cumplir con las normas de distanciamiento social, el consistorio tiene previsto ampliar,respecto a años anteriores, tanto el número de centros escolares abiertos para prestar el servicio como la cantidad de monitores para garantizar la protección de los menores.
Del mismo modo, además de ofrecer servicio de matinera y de vespertina, el consistorio también está estudiando la opción de catering para prestarel servicio de comedor.

“Se trata de una medida de alivio y ayuda para muchas familias con hijos menores que están viviendo situaciones muy complicadas para poder conciliar la vida familiar y laboral”, ha señalado el primer edil.