Entrevista a la escritora Mari Carmen Castillo

Eres una mujer polifacética. Ahí lo dejo. Cuéntanos un poquito.

Yo comencé a estudiar Filología, pero tras reflexionar durante dos cursos, abandoné la universidad, porque esta carrera desemboca en la enseñanza de literatura en institutos y no sentía que tuviera el carácter necesario para sobrevivir en un aula con un montón de adolescentes, como le ha ocurrido a muchos docentes. Por eso elegí realizar oposiciones para la Administración Pública, no porque me guste el empleo, ni el papeleo, de hecho lo odio, pero si me gusta ayudar a las personas y el horario, que me permitía ocuparme por la tarde de mi familia y de mis aficiones literarias. Así seguí mi propio camino de lectora y escritora empedernida, ocupando esos espacios de ocio que muchos dedican al gimnasio o los cafés a leer o escribir mis propias historias.Con el trabajo, la casa y dos hijos,el tiempo era escaso, pero bien aprovechado.

Cuando obtuve el segundo premio del Concurso de Relatos de Mujeres 2013, conseguí esa inyección de moral que necesita todo escritor inseguro y me dio el pistoletazo de salida para abrir mis obras a los demás, porque hasta entonces, solo había escrito para mi propio disfrute.

Un día, cuando mis hijos eran ya mayores y las abuelas nos habían dejado, di un paso más allá,entrando a formar parte de una tertulia literaria que se celebra en el local que antes ocupaba SAR Alejandría, en la plaza de las Aulas, y que ahora se llama, Cantonet de les Aules. Allí conocí a muchos amigos escritores y lectores empedernidos que me recomendaban obras y que desde entonces formaron parte de mi mundo.

Comencé a publicar en el año 2013, y al mismo tiempo empecé a formar parte activa de la vida literaria castellonense, utilizando las redes sociales para escribir mis crónicas sobre aquellos eventos culturales a los que puedo asistir: tertulias, presentaciones, exposiciones, ferias del libro, festivales literarios como Castellò Negre, o la Feria de la Romántica, todo lo que se mueve en Castellón y provincia, que es mucho, aunque la gente no lo crea.

Lo hago con mucho gusto para informar a aquellas personas que no pueden asistir, o simplemente para dar difusión del acto, o promoción a los escritores y artistas.

También me integré en la Asociación de Escritores/as de la provincia de Castellón, para colaborar en lo posible en esa red de apoyo a los escritores y escritoras de nuestra tierra.

Y todo eso soy yo,funcionaria, mujer familiar, escritora y férrea defensora de las letras en nuestra ciudad y provincia.

 

La familia —maravillosa, por cierto— ¿ha sido la impulsora de tu carrera como escritora?

Difícil pregunta.

Lo cierto es que mi familia antes, ni apoyaba ni dificultaba mi carrera de escritora.

Lo que necesitan los niños es que su mamá viva para ellos, y yo lo hacía, utilizando aquellos momentos en los que ellos estaban en sus actividades deportivas o dormían,para escribir y no robarles tiempo de calidad. Mi marido, cuando le preguntan si colabora conmigo, responde que intenta no molestarme. El sabía que yo escribía ya cuando empezamos a salir, y lo tomó siempre como un inocente entretenimiento que no interfería en nuestra relación.

Hace poco tiempo, cuando empecé a despuntar, en una reunión comentó sorprendido: «Mira que tiene narices, mi mujer se va a hacer famosa», como algo que no esperaba.

El tiempo ha pasado y todo va cambiando. Mi hija me ha servido algunas veces como lectora cero; mi hijo, con ocasión de una presentación, me dijo que debería haberme decidido antes a publicar, a lo que yo contesté que no hubiera podido llevar esta vida cuando ellos eran pequeños o las abuelas estaban mayores, porque yo tenía mis prioridades, que este momento llegó cuando tenía que llegar y así lo acepto.

Por último, la llegada de mi nieto Benjamín es la que ha determinado que me decida a escribir cuentos y colabora conmigo en estimular mi fantasía día a día, porque para un niño todo es posible, y los adultos perdemos gran parte de esa inmensa imaginación a medida que pasan los años.

 

¿Cuántas novelas en tu haber?

Aunque he participado en multitud de libros colectivos, la mayoría solidarios, hasta el momento he publicado siete obras en solitario.

Las tres primeras componen una trilogía de corte fantástico destinado al público juvenil: «Rol sangriento»,«Una noche de lluvia de estrellas en Castellón» y «¿Vampiros en el Ribalta?», publicadas con la editorial SAR Alejandría.

Después llegó «Desde la penumbra», publicada por Unaria Ediciones, una recopilación de cuatro relatos inquietantes para remover un poco las entrañas: «La sala de espera», «La bruja de San Telmo», «Pase al despacho, por favor» y «El poder».

Como mi forma de escribir le gustó a la editora de Unaria Ediciones, Amelia Díaz, después me publicó «Secretos en alcanfor», novela contemporánea con un toque de misterio, sobre la investigación de una muerte ocurrida hacía mucho tiempo, llevada a cabo por una maestra; «Gardenia», dentro de la colección CastellónEROS, una novela corta, erótica y con mi habitual toque de misterio, que juega un poco con la obra «El fantasma de la Ópera», y finalmente, para confirmar mi versatilidad, me publicó «la mirada de Estigia», novela negra sobre el crimen de una periodista radiofónica, en la que se ve implicada su compañera, Estigia, una mujer maltratada por la vidaque se niega a ser víctima y participa en la investigación del asesinato.

 

Me gustaría saber que  opinas sobre los premios literarios. ¿Son importantes o  se les da demasiado valor?

Los premios son buenos para inyectar seguridad de un escritor o escritora, para incrementar el curriculum. Y si el premio económico es importante, es genial para su cuenta corriente.

Por otro lado, el período de tiempo en que se remite la obra y se pronuncia el jurado, el autor vive una ilusión que es gratificante.

Fuera de esas pequeñas o grandes satisfacciones, no me parece que se les deba dar un excesivo valor.

 

Eres amiga de tus amigos. ¿Qué significa para ti la amistad?

La amistad es muy importante para mi.

El ser humano es un animal social. No se puede vivir aislado.

Yo soy una persona bastante tímida, y no tengo cantidades ingentes de amigos y amigas,pero los reúno como un tesoro. Son pocos, pero para mi son los mejores y hago un esfuerzo por mantenerme en contacto a pesar de que estamos siempre muy ocupados.

Por otro lado,el uso de las redes sociales te concede otro tipo de amistad, a distancia, con personas que ni siquiera conoces personalmente y que llegas a apreciar porque compartes pensamientos y aficiones. Llegó el triste caso de que falleció una amiga maravillosa de facebook y me dolió tanto como si la hubiera conocido de toda la vida.

 

CastellonEROS ¿Qué sentiste?

Cuando Amelia Díaz me invitó a participar en esta colección de novelas y poesía erótica, me entraron sudores fríos, la verdad. Es complicado moverse en la delgada línea que separa el lenguaje pornográfico y grosero del cursi y relamido.

Tomé una historia que ya tenía escrita, añadí alguna escena de sexo explícito contada con la mayor naturalidad que pude conseguir y recorté extensión para ajustarme a lo exigido, eliminando subtramas y personajes, aunque no lo conseguí del todo, porque mi obra «Gardenia» es la única de la colección que está dividida en dos tomos, pero no podía ajustarla más sin que perdiera su esencia.

Quedó bastante bien para mi gusto y para el de los lectores que me lo han comentado, y resultó ser la más atrevida de todas la obras presentadas, pero tratada con la suficiente delicadeza para no provocar rechazo, lo cual significa un éxito para mí.

 

Y ya, para terminar, un pajarito me contó que tienes nuevo libro y que es muy especial. ¿Puedes hablar de él? Y si ya tienes fecha de presentación, y puedes decirla…

Sí, como he citado anteriormente, la llegada de mi nieto Benjamín, me hizo pensar en que debía apelar de nuevo a mi versatilidad y escribir cuentos para poder contárselos, porque mis historias inquietantes están dirigidas a adolescentes y adultos.

Me costó mucho, porque los niños son el público más exigente que existe, y si no les gusta la historia, te lo dicen sin el menor problema. Pero un día, siendo benjamín un bebé, le conté la primera de las historias que había escrito, «El hada diferente», con la única intención de dormirle, y lo escuchó de principio a fin con unos ojos abiertos como platos. Este hecho me confirmó dos cosas: que el cuento tenía gancho y que mi niño sería un gran aficionado a la literatura.

Resumiendo, el día 14 de Diciembre, sábado, a las 12 de la mañana, presento mi primer libro de cuentos, con cuatro historias muy diferentes sobre integración social, solidaridad, generosidad, de soledad e incluso de bienestar animal, todos temas muy actuales, pero con tintes mágicos, y se titulará: «Un toque de magia», dirigido a niños de 0 a 90 años, más o menos, porque se podrán contar a un bebé , haciendo voces y gestos, y lo podrá leer un niño o a un adulto, ya que mi estilo sencillo está al alcance de todos.

 

Muchas gracias, Mari Carmen, por esta entrevista tan generosa y sincera. Que sigas cosechando éxitos. Un abrazo. Nos vemos en la presentación de tu nuevo libro.

 

Natalia Viana.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies