fbpx

Sueños enlatados VIII

Te veo, te oigo pero
no puedo abrazarte,
besarte,
acariciarte,
tu aroma no llega hasta mí.

Tan cerca y tan lejos.

Una barrera nos separa
y yo busco incansable
una grieta, una fisura,
por la que llegar hasta ti.

Tan cerca y tan lejos.

Pero no la encuentro.

 

***

 

Una lágrima,
gota de rocío,
perla plateada,
abandona su hogar.

Se desliza por mi mejilla,
llega a mi boca
se detiene en mis labios
un instante,
apenas un segundo,
y continúa su camino
resbalando por mi cuello
hasta llegar a su meta,
una línea de tinta.

Tan sólo una lágrima,
no mereces más.

***

 

¿Dónde fueron a parar
Los dulces besos de mis mejillas?

¿Dónde, las gotas de rocío
resbalando por mi cuello?

¿Dónde, la llave de mis suspiros?
Las mariposas de tus caricias,
el refugio de tus brazos,
¿dónde se esconden?

Esos momentos felices de ayer,
están vacíos hoy.

***

 

Un manto cubre mi corazón,
mancha de alquitrán
que contamina mi alma de niña.

Un manto encierra mis sueños
en un mundo donde la magia no existe,
y la fantasía es desterrada.

Un manto adulto cubre mi alma
privada de la libertad de poder volar.

Mi alma negra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies